Cómo elegir el tipo de césped adecuado para tu terreno

Elegir el tipo de césped adecuado para tu jardín no es diferente de cultivar con éxito cualquier otra variedad de flora: no todas las cepas crecerán de forma saludable en todos los entornos.

Después de todo, ¿cuándo fue la última vez que leíste sobre las pródigas arboledas de cítricos y cactus de Alaska diseminados por su tundra majestuosa?

Las cualidades únicas de algunos de estos pastos se prestan para permitirles sobrevivir en casi cualquier entorno. Los otros, hay que decirlo, prosperan sólo bajo condiciones muy específicas.

Al igual que cuando eliges un cortacésped, planta la hierba sólo después de evaluar si la cobertura vegetal que has elegido está adaptada para soportar el clima local.

Haz una pausa en la evaluación de la maquinaria que puedes usar para preparar tu césped. En lugar de eso, examina qué tipo de pasto te conviene plantar para sacarle el máximo provecho al verdor espectacular que tendrá tu propiedad.

El mejor césped para climas cálidos

Cuando las temperaturas alcanzan el punto de congelación, los pastos creados por la naturaleza para crecer en climas cálidos entran en estado de latencia. Ese estado se manifiesta con una coloración marrón apagada.

La variedad Zoysia, es un ejemplo de ello. Densa y tolerante de la sombra, es con mucho la más resistente al frío de las variedades adaptadas por la naturaleza al calor sofocante en el sur de los Estados Unidos.

No obstante, recupera su vibrante tonalidad verde de forma gradual en la primavera después de permanecer con una coloración marrón todo el invierno cuando está plantada en climas más fríos.

“La hierba Bermuda retiene su color por más tiempo y se da mejor en zonas costeras” .

Mientras que la Zoysia crece mejor en las zonas altas del sur, la hierba Bermuda retiene su color por más tiempo y luce mejor en las regiones donde tiene acceso a los suministros de agua más abundantes, como la Costa del Golfo y Florida.

Las zonas costeras más húmedas del sur son entornos ideales para la aspereza natural de la hierba de San Agustín. Esta variedad tiene un alto umbral de resistencia a la luz solar y al tráfico intenso, pero decae en la sombra y las heladas del clima.

Elige entre empezar desde la semilla o cultivar desde los tallos o los rollos de césped presembrado según la variedad específica que hayas escogido.

Hierba festuca fina

Por lo general se la considera como un pasto de estación fría por sus bajas necesidades de mantenimiento y su tolerancia a la sequía y la sombra.

Sin embargo, las delicadas briznas de la festuca fina no pueden soportar tráfico peatonal pesado, pero es aguantadora frente al calor estacional.

Césped Bahía

Esta es una de las mejores opciones para ambientes tórridos. Muy tolerante de la sombra, de bajo mantenimiento y resistente a la sequía, el pasto Bahía es en realidad la más vulnerable a los pisotones por un tráfico excesivo.

Hierba Bermuda

Esta cepa puede ser algo exigente cuando se trata del mantenimiento requerido para mantenerla bajo control.

Dicho esto, siempre y cuando se plante en algún lugar siempre bañado por el sol tanto como sea posible, la hierba de las Bermudas puede sostenerse cuando se enfrenta a la sequía o a toneladas de tráfico regular.

Hierba de San Agustín

Planta esta popular hierba de clima cálido, y puede que te ahorres una gran cantidad de trabajo. El césped de San Agustín es bien conocido por saber mantener a raya las malas hierbas, en gran parte debido a su notoria robustez.

“La hierba de San Agustín es conocida por su capacidad de mantener a raya a las malezas”.

Sin embargo, a pesar de tolerar la sombra con éxito, esta cepa logra su salud óptima sólo con riego abundante, fertilizante y corte.

Hierba Zoysia

A esta cepa le encanta tomar el sol. Zoysia es adecuada casi tanto para climas cálidos como para estaciones de transición. Tu césped resistirá de manera impresionante a la sequía y al tráfico pesado sin una cantidad desmesurada de mantenimiento, pero pide luz solar constante y a raudales.

Pasto azul de Kentucky

Los pastos de las estaciones frías y de transición no gozan de tanta popularidad como este, en particular porque esta hierba puede sobrevivir un buen pisoteo como ninguna otra.

También es muy común verla a lo largo de las zonas costeras, por su amor al sol y al agua, y su excepcional tolerancia al salitre.

El mejor pasto para los climas de transición

El cambio climático y las mejoras apreciables que les permiten a las cepas de césped de estaciones cálidas soportar el frío han cambiado la forma como los propietarios de viviendas y los profesionales del cuidado del césped de la Zona de Transición miran el problema de escoger la variedad conveniente.

Otrora, la cuestión estaba entre elegir un césped que se mantenía verde todo el invierno pero se cocinaba cada verano en sentido literal, o uno de los que prosperan en clima cálido pero se tornan marrones desde fines del otoño hasta la primavera.

Hoy en día, los pastos de estación fría se han vuelto más difíciles de cuidar cada verano, ya que las temperaturas medias han aumentado de forma gradual.

“El pasto azul de Kentucky y el raygrás son las mejores variedades para cultivar en la Zona de Transición”.

Aparte de la adaptación paulatina de la Zoysia ‒amante del calor‒ a temperaturas más templadas, el resistente pasto azul de Kentucky y el denso y robusto raygrás reinan como favoritos en toda la Zona de Transición.

Mientras, altas gramíneas como la festuca crecen hasta alcanzar sorprendentes grados de robustez con sus profundas raíces soportando los embates del tráfico en arcilla seca, al tiempo que necesitan muy poco sol y apenas algo de cuidado para sostenerse.

Hierba Zoysia

Esta cepa tan adaptable recompensa sus altos requerimientos de cuidado con un magnífico y exuberante tapiz herbáceo. Sin duda, es una razón sustancial por la que se encuentra entre las variedades de césped más populares.

Asegúrate de plantarla en un área bien drenada y soleada, donde pueda cosechar los beneficios del calor del que es tan amiga.

Festuca alta

A los propietarios de jardines en la Zona de Transición les encanta la festuca alta por su rápido crecimiento en primavera y otoño, así como por su notorio bajo mantenimiento.

Conocida por su tolerancia a la sombra moderada y alta, esta cepa sólo necesita de cuatro a seis horas de luz solar constante. Pero puede sobrevivir con una exposición mínima cuando se la corta a su altura ideal (5 cm o más).

Para obtener los mejores resultados, plántala en un suelo arcilloso y seco, y mímala con un fertilizante regular de temporada. Las raíces profundas la ayudan a soportar bien el tráfico.

Pasto azul de Kentucky

Ningún pasto de estación fría afronta los ambientes helados de una forma tan confiable como el pasto azul de Kentucky.

En este sentido, ninguna gramínea de transición la iguala en eficacia para extenderse por el terreno y auto-repararse por daños sufridos. Esto es cierto cuando se combina con el ballico natural resistente al desgaste de los campos deportivos.

Esta cepa también le debe su fama a su innegable atractivo visual y a su resistencia a los elementos.

Raygrás

Tanto las variedades perennes como las anuales de raygrás see han vuelto muy populares como pastos de estación fría en toda América del Norte, Europa y Asia.

De hecho, el ballico perenne ha sido durante mucho tiempo el césped elegido para los campeonatos anuales de tenis de Wimbledon. Esto es debido a su tremenda densidad, rara en una hierba tan fina, y su atrayente color oscuro.

En el sur de los Estados Unidos, la capacidad de este tipo de césped para soportar el tráfico pesado y sobrevivir a temperaturas más frías ‒mayor que la de la hierba Bermuda‒ lo convierten en una elección frecuente de césped de invierno para campos de golf, terrenos residenciales y campos deportivos.

El raygrás también se ha convertido en un césped permanente plantado de manera extensiva en todo el norte de los Estados Unidos y en la Zona de Transición.

El mejor césped para climas fríos

En los climas fríos del norte, estos pastos tienden a crecer con más vigor durante el otoño y la primavera, pero se tornan de color marrón durante los veranos en extremo calurosos.

Los distribuidores suelen vender combinaciones con variedades de la misma especie o mezclas de cepas múltiples, por ejemplo, combinaciones de dos o más cepas de pasto azul de Kentucky o ésta entremezclada con festuca fina.

Esto lo hacen para incrementar las posibilidades de que una de ellas tome el control y prospere en caso de que algo mate a su compañera.

Las nuevas variedades de pasto azul de Kentucky muestran características mejoradas de resistencia a las enfermedades. Y combinada con la ya tradicional y admirada tolerancia a la sequía y finas texturas de la especie sin una alimentación sustancial.

Las subvariedades rojas del pasto fino de festuca, rastreras y resistentes, se mezclan con éxito con el pasto azul de Kentucky debido a su probada capacidad de soportar la sequía y la sombra.

El ballico perenne es otro componente primario de numerosas combinaciones de estaciones frías, debido a su rápida germinación y a su resistencia al desgaste excesivo.

Festuca fina

Los pastos de festuca fina, de alta resistencia a las enfermedades, se destacan por sobrevivir a los fríos extremos estacionales en climas de transición y frígidos.

Y se caracterizan por una notable durabilidad, su alta tolerancia a la sombra y su menor dependencia del sol para sobrevivir, sus necesidades de mantenimiento de bajas a moderadas y su tendencia a permanecer inactivos cuando las temperaturas superan los 32 grados Celsius.

Si son plantadas en un suelo arcilloso seco durante los meses de otoño, estas cepas crecerán de manera constante durante el invierno y más tarde se mantendrán fuertes frente a la sequía. Pero deben combinarse junto con pastos azules de Kentucky, más duraderos, para compensar la baja tolerancia al tráfico peatonal pesado.

Pasto azul de Kentucky

No hay muchos pastos frescos o de transición que soporten las bajas temperaturas tan bien como casi cualquier cepa de pasto azul de Kentucky. Prosperan durante los meses más vigorosos de la primavera y el otoño, en especial a temperaturas del suelo de alrededor de 15 grados Celsius.

Sin embargo, su crecimiento se interrumpe rápido cuando el mercurio supera los 21 grados y entra en estado de letargo en sequías muy calientes.

Este pasto tiene una baja tolerancia a la sombra y necesita sol constante y en gran cantidad, así como riego abundante para alcanzar una salud óptima en climas más secos.

Al mismo tiempo, se auto-repara con rapidez cuando se lo riega en forma adecuada y se le suministra el fertilizante y los herbicidas adecuados para protegerse de las malas hierbas, las enfermedades y las plagas.

Raygrás

Esta hierba tan resistente al tráfico se afirma con rapidez y se repara a sí misma con una eficacia impresionante. Pero requiere un cuidado amoroso en gran medida.

Aunque el raygrás soporta de manera satisfactoria la sombra en la región meridional de los Estados Unidos ‒de hecho, se beneficia de la protección añadida contra el calor brutal del mediodía‒, decae en las regiones del noreste y noroeste si no tiene luz solar abundante.

El raygrás es también casi siempre una de las primeras especies en mostrar los efectos del estrés por la sequía. Por lo tanto exige un riego casi constante, irrigación, fertilizantes, siega y plaguicidas.

El mejor césped para las áreas de sombra

Cada especie de hierba necesita al menos la luz del sol, ya que es la fuente de nutrición de todo organismo fotosintético. Cortarle eso es como someterla a una muerte gradual por hambre.

Al mismo tiempo, no existe uniformidad en cuanto a la cantidad de exposición al sol que una especie necesita en comparación con otra. De la misma manera, tampoco hay uniformidad en el apetito de numerosos individuos humanos por los alimentos sólidos básicos.

Algunas cepas sólo necesitan poco más de un promedio de cuatro horas de luz solar por día para sobrevivir. Otras variedades necesitan luz solar casi de continuo para fabricar los nutrientes adecuados para su crecimiento y sustento.

Festuca alta

Fue introducida en los Estados Unidos en tiempos tan recientes como la década de 1940. Pero hoy en día es común encontrar esta hierba europea de estación fría en toda la Zona de Transición norteamericana y en un 1,5 por ciento combinado de toda la tierra en todo el país (unos 14 millones de hectáreas).

Las largas raíces de la festuca alta la convierten en la más tolerante al tráfico entre todas las variedades de su familia. Así es que debe mantenerse alta mediante cortes poco frecuentes.

“Aparte de ser una de las mejores cepas para cultivar en áreas de sombra, la festuca alta es muy resistente a la sequía”.

También es una hierba muy resistente a la sequía. Prefiere echar raíces en suelo arcilloso seco y sólo necesita de cuatro y seis horas de luz solar al día, siempre y cuando se la mantenga en alturas no inferiores a 5 cm o, de preferencia, un poco más altas si cabe.

Es una cepa de bajo mantenimiento y resistente a las enfermedades, pero hay que estar prevenido con su vulnerabilidad a las plagas.

Festuca fina

Esta hierba incluye en realidad las subvariedades rojas duras y rastreras que se encuentran en toda América del Norte, así como en el norte de África y Europa.

Cuando se plantan en otoño, los pastos de festuca fina son capaces de prosperar creciendo en condiciones invernales extremas que pueden destruir a muchas otras especies.

Como demostración del poco sol que necesitan por lo general, estas cepas entran en estado de latencia a temperaturas superiores a los 32 grados Celsius. Esto las hace muy resistentes a la sequía en suelos arcillosos y secos (que son sus favoritos).

Para aguantar el tráfico peatonal pesado, se recomienda plantar en combinación con el pasto azul de Kentucky.

Sin embargo, las variedades de festuca fina no requieren en la práctica de ninguna siega. Tan sólo requieren fertilización poco frecuente, y siguen mostrando una asombrosa tolerancia a las enfermedades en condiciones de sequía.

Pasto Bahía

Este césped de estación cálida y poco exigente en cuanto a mantenimiento llegó en sus orígenes a América del Norte como un alimento básico para el ganado en la Florida. Hoy en día se suele utilizar como un pasto de borde de carretera resistente a las enfermedades y a las plagas para estabilizar el suelo.

Por lo normal requiere de mucho sol y crece mejor en las zonas lo más abiertas posible, pero el pasto Bahía puede prosperar con provecho a la sombra.

En general resiste bien la sequía, pero hay que tener en cuenta que esta especie puede ser un poco débil cuando se la somete al tráfico peatonal.

Hierba de San Agustín

En condiciones normales, esta hierba prolifera hacia su mayor potencial allí donde goza de la mayor cantidad de humedad a su disposición. Ello ocurre en particular en las zonas tropicales y subtropicales costeras como el Golfo de México, África occidental y las Indias Occidentales.

Cuanto más se asemeje un ecosistema a las lagunas, pantanos, playas y costas de piedra caliza, mayor será la probabilidad de que San Agustín crezca vigorosa. Pero lo sorprendente es que esta hierba de porte grueso soporta muy bien temperaturas más frescas.

Más tolerante a la sombra que muchos otros pastos de temporada cálida, esta especie es la base para las áreas de césped y prados de escaso tráfico en cualquier finca.

El mejor césped con riego mínimo

¿No hay humedad? No hay problema.

Tal vez vivas en un área propensa a los inviernos secos. Tal vez las condiciones áridas de casi todo el año te dejan pocas oportunidades de regar tu césped y te dejan una alfombra de hierba marrón y marchita.

Así como cualquier hombre, mujer o niño sucumbe a la deshidratación sin querer comer, todo césped necesita algún grado de riego para mantenerse saludable.

Para cerrar esta guía, estas cinco especies necesitan muy poca irrigación o precipitación en cualquier clima donde se desarrollen.

Festuca alta

A estas alturas, se puede decir con honestidad: la festuca alta puede crecer y crecerá casi en cualquier lugar con una mínima interferencia humana. Por eso esta especie de hierba cubre más de 14 millones de hectáreas de tierra en toda Norteamérica.

Es una cepa en extremo resistente a la sequía que crece mejor con sus profundas raíces plantadas en un suelo arcilloso seco. Puedes tomar su nombre de manera literal: córtala a niveles altos, pero no lo hagas con demasiada frecuencia.

Pasto Bahía

Esta hierba ama el sol como un pez adora el agua. Por eso fue traída a Norteamérica, en primer lugar, como pasto para el ganado de Florida.

“El pasto Bahía es una de las variedades que menos se ve afectada por las condiciones de sequía”.

No muestra mucha tolerancia para el tráfico peatonal continuo, pero el césped Bahía no se ve afectado por las condiciones de sequedad, la sombra moderada y el bajo mantenimiento de la naturaleza.

Lo ideal es sembrar esta especie en espacios lo más abiertos posible para obtener mejores resultados.

Hierba Bermuda

¿Cómo se sabe que la madre naturaleza concibió la hierba Bermuda con lugares cálidos y secos en mente?

Pues bien, aparte de que sus orígenes se encuentran en África, esta especie que se extiende prolífica por el sur de los Estados Unidos y América del Sur también ha sido introducida con éxito en países tan a menudo susceptibles a la sequía como la India y Australia.

Y la usan en todas partes, desde céspedes residenciales hasta parques, campos deportivos y campos de golf. Las cepas de las Bermudas adoran las altas temperaturas y pueden resistir incólumes al tráfico pesado.

Para ir todavía más allá, lo increíble es que estas variedades son tan resistentes, que los agricultores a menudo las consideran como “malezas” cuando logran invadir los cultivos de algodón, maíz, viñedos y caña de azúcar.

Antes de plantarla, recuerda que es más saludable cuando las temperaturas diurnas superan los 35 grados Celsius y pueden sobrevivir a temperaturas nocturnas inferiores a 23 grados. Pero su crecimiento comenzará a disminuir alrededor de 10 grados.

Mientras las temperaturas diurnas no bajen de 21 grados, los pastos de las Bermudas pueden seguir creciendo aun cuando el mercurio descienda a los 1-2 grados.

Hierba Búfalo

El pasto Búfalo debe su nombre a su lugar de nacimiento. Esta hierba excepcional por lo bien que resiste la sequía, se originó como un alimento básico favorito de los búfalos migratorios en las Grandes Llanuras expansivas en la América del Norte.

Es un entorno que también le da a la especie una tolerancia muy baja a la sombra. Plántala en un área de alta precipitación, y verás el pasto Bermuda superarlo a toda velocidad.

Cultiva el pasto Búfalo en tierras con mucho sol y mínima precipitación y estarás criando un área de césped de aspecto nativo que apenas requerirá ser cortada durante las temporadas de crecimiento con un grado óptimo de calidez.

Hierba Zoysia

Este césped de estación cálida es el preferido en todas partes, desde modestos terrenos residenciales a instalaciones deportivas y extensos campos de golf en entornos cálidos y secos, desde los Estados Unidos hasta China, Japón, Australia y el sudeste asiático.

Para propósitos prácticos, márcalo en el pizarrón junto con una moderada tolerancia a la sombra, compensada por una notable resistencia a la sequía y al tráfico pesado.

Zoysia crece con rapidez en primavera, pero a menudo pide cortes frecuentes (de preferencia con una segadora de rodillo) y por lo menos seis horas de luz solar diaria para mantenerla saludable.

Deja un comentario